Si México fuera Twitter, López Obrador ya sería Presidente


Si México fuera Twitter, López Obrador ya sería Presidente
Junio de 2012. México es un hervidero. Las redes sociales han sacudido todos los escenarios y han conseguido lo impredecible: un creciente número de jóvenes mexicanos se han metido de lleno a la política y participan con admirable furor.

Twitter y Facebook se han convertido en catalizadores de una inesperada ansia ciudadana por decidir el futuro del país. Los estudiantes han perfumado la política con el movimiento #YoSoy132 y han refrescado los pronósticos electorales. La ciberpolítica bulle como nunca antes. Y ahí Andrés Manuel López Obrador arrasa con los ejércitos virtuales de sus  adversarios. Si México fuera Twitter, él ya habría ganado la elección. Sería el Presidente de la república digital mexicana.

Los activistas y militantes del PRI, mayoritariamente, no han parado de lanzar hashtags, uno tras otro, con la intención de colocar las agresiones contra López Obrador en los primeros lugares.

Para Javier Murillo, especialista en marketing y redes sociales, quien ha hecho un monitoreo detallado de las campañas electorales en conjunto con el Observatorio Electoral de la UNAM, pocas cosas son realmente incidentales al hablar de política y Twitter.

—Se trata de un ataque sistemático, perfectamente estructurado, lanzado por el PRI. La mayoría de los trending topics alrededor de algún candidato tienen un origen institucional —expone, en entrevista con emeequis—. Casi todo está motivado desde la casa de campaña.

Pero antes de que la casa de campaña del ex jefe de gobierno del DF reaccionara a los embates contra el candidato, empezó a darse un fenómeno curioso. Apenas los ataques alcanzaban los primeros lugares de popularidad, la estrategia se venía abajo. Los hashtags terminaban, como boomerangs, golpeando a aquellos que los lanzaban.

En las cuentas finales, según los registros de Murillo, se contabiliza al menos el doble de comentarios positivos que de ataques contra el tabasqueño.

¿Qué está pasando? ¿Por qué etiquetas como #subeAMLObajaelpeso, que intentaba relacionar el?reciente repunte de López Obrador en las encuestas con un aumento considerable del valor del dólar frente a la moneda mexicana, no tienen el efecto deseado?

@jtrejouh #SubeAMLOBajaElPeso Tantos años de estabilidad y #AMLO viene a dar inestabilidad!!! No al rencor y el odio que profesa!!!

@ProyCdsSustenta Cuánto poder tuvieron los 4 puntos de la encuesta de Reforma: golpearon al peso mexicano, chileno, uruguayo y argentino #SubeAMLObajaElPeso

Este mismo patrón se repite a diario y los hashtags en contra suelen volverse manifestaciones multitudinarias de apoyo digital:

@PitufoFilosofon: #AlPejeNoLeSalenLasCuentas Jajaja! Al que no le salen las cuentas es a #EPN porque ya no le favorecen las encuestas. RT si estás de acuerdo

@SofiaSisniega: #AlPejeNoLeSalenLasCuentas? Por favor! Cuánto nos cuesta la Basura Electoral del PRI? #Ladrones

@soniavero: Al que no le salen las cuentas es a EPN, no sabe leer, ni escribir, no divide, no suma, no resta….! #AlPejeNoLeSalenLasCuentas

Si fuera por los internautas, Andrés Manuel López Obrador ya sería Presidente. No hay uno solo de los sondeos realizados en el ciberespacio que no lo ubique en primer lugar, algunas veces con una amplia ventaja sobre sus contendientes.

Tal es el caso del sitio www.elmenospeor.com, en donde el tabasqueño recibe 70 por ciento de las preferencias, frente a un tibio 22 por ciento de Josefina Vázquez Mota y un distante 8 por ciento de Enrique Peña Nieto. Por su parte, el de www.eleccion2012mexico.com es el sondeo más grande realizado hasta el momento sobre los presidenciables, con una participación de 15 mil 200 personas. Ante la pregunta: ¿Quién sería mejor presidente de México?, López Obrador y Vázquez Mota se encuentran en empate técnico, con 33 por ciento, mientras Peña Nieto cuenta con 31 por ciento.



¿A qué se debe esa preferencia por el candidato de la coalición Movimiento Progresista en las redes sociales?

Jorge Rendón es presidente de CosmoCiudadano, un Comité de Observación Social en Medios Digitales, avalado por el IFE como observador electoral. Para Rendón, la tendencia hacia la izquierda en plataformas como Twitter o Facebook es algo completamente incidental, no tiene que ver con la estrategia de campaña, sino con la dinámica misma de las redes sociales.

—Twitter es el perfecto campo para los electores que son activistas, aquellos que buscan transmitir información al mayor número de personas —explica en entrevista con emeequis—. Eso, de entrada, le da un carácter de izquierda a la red social. Lo mismo ocurre con Facebook y con internet en general.

Para CosmoCiudadano existe una diferencia clara en la presencia de los tres partidos en las redes sociales. Mientras el PRI y el PAN han apostado a una estrategia completamente institucional, dictada desde las oficinas del partido, la verdadera campaña de López Obrador se basa en los simpatizantes y militantes que, de manera voluntaria, no dudan en manifestar su apoyo.

Es la única campaña que ha pegado realmente en redes sociales, hay que admitirlo. No hay un candidato que mueva más gente por voluntad propia que López Obrador. No necesitan bots, aunque hemos detectado que también los tienen, pero en mucho menor medida. Tampoco necesitan al ejército de “ectivistas” del PRI para posicionar a su candidato. La gente que sigue a López Obrador es militante y activista porque quiere. No tienen acarreados.

Jesús Ramírez es periodista y analista político. Colaborador de La Jornada y diversas agencias internacionales, hoy es el asesor de campaña en redes sociales de López Obrador. Define su cargo como “difusor de ideas” y, bajo esta óptica, también se desempeña como director del periódico Regeneración, la publicación oficial del movimiento que encabeza el tabasqueño.

—Tenemos que desmitificar la red —dice Ramírez con voz rápida. Sus ojos pequeños parpadean sin cesar mientras habla—. Aunque existan 40 millones de usuarios, según los últimos datos, los que realmente se mantienen activos son 10 millones, a lo mucho. Y la verdad es que no todos los usuarios están capacitados para filtrar e interpretar las toneladas de información que circulan?por la red. En ese sentido, el periodismo sigue teniendo un papel importante.

Pese a todo eso, Ramírez se muestra optimista acerca del impacto de las redes en las elecciones. Sobre todo en el sector de jóvenes. Este hombre de cabello abundante e incipientes canas, está familiarizado con el uso de las redes sociales desde 1994, cuando gracias al movimiento zapatista, que él cubría como reportero para agencias internacionales, entendió el gran alcance que éstas podrían tener en un futuro.

—Los zapatistas fueron la vanguardia —recuerda—, supieron utilizar internet para crear un foco de atención alternativo al de la agenda nacional. Apostaron por los medios internacionales y eso fue lo que le proporcionó el verdadero impulso al movimiento.

Son tres los planteamientos en los que se basa la campaña virtual del PRD. El primero es difundir información a través de YouTube y otros medios digitales de la visión que ese partido y el mismo López Obrador tienen del país. El segundo, presentar propuestas y el programa de gobierno. Y el tercera es conseguir que el apoyo obtenido en las redes sociales se convierta en respaldo activo en las calles, en los actos de campaña.

Si se compara con las estrategias del PRI, perfectamente estructurada tanto en personal como en objetivos, la de Jesús Ramírez parece demasiado simple y, de hecho, lo es. ¿Cómo entonces es que López Obrador ha logrado posicionarse como favorito en las redes sociales?

—En primer lugar —responde Ramírez—, Andrés Manuel ha utilizado internet desde hace tiempo. Se adelantó a todos sus contrincantes. Desde hace dos años utiliza YouTube para mandar un mensaje concreto, comparte su lectura de la coyuntura y presenta propuestas. No es nuevo en esto. Él mismo redacta sus tuits al término de cada jornada desde su iPad.

Ramírez considera que los movimientos sociales auténticos encuentran en internet el mejor impulso. “Internet no le pertenece a ningún partido, debe ser un foro completamente ciudadano”.

Además, está convencido de que la ausencia de bots y acarreados digitales le ha dado credibilidad al movimiento virtual del candidato.

–Al inicio de campaña muchas empresas vinieron a ofrecernos ese servicio, nos mostraban bases de datos, nos aseguraban millones de seguidores. Nunca nos interesó. Ese es un nuevo tipo de corrupción. Los tuiteros se han dado cuenta de eso y reconocen en nosotros una dinámica más honesta. El PRI ha invertido millones de dólares en estas cosas y no le ha servido de nada. Las redes sociales no pueden funcionar con los viejos esquemas de acarreo.

El sitio AMLO.si  fue lanzado una vez que comenzó la campaña del tabasqueño. Se trata de una plataforma no oficial que intenta responder a este principio ciudadano, a la vez que mantiene un fuerte vínculo con el partido del candidato. El objetivo del sitio, además de difundir información, es escuchar propuestas e ideas de los cibernautas que simpatizan con López Obrador.

Diariamente se reciben animaciones, videos, fotografías, diseños o ideas que pueden ser concretadas por profesionales en pos de crear una campaña alternativa en las redes sociales.

El panorama ha cambiado en unos cuantos años. “Si en 2006 hubiéramos contado con esto, el resultado hubiera sido otro”, lanza Ramírez. Sus ojos vuelven a parpadear con rapidez mientras sus manos tiemblan ligeramente.

–Estamos viendo cómo irrumpe una nueva generación en la vida pública, con una visión totalmente distinta de cómo hacer política. Eso ya tiene un impacto. Lo ocurrido con los muchachos de la Ibero es una muestra de que con internet se puede vencer a las televisoras. Los jóvenes tienen un poder colectivo incorruptible y eso es muy positivo. Con esto se logra que el voto nulo se neutralice. Eso es, al menos, lo que nosotros esperamos.

Jesús Ramírez no tiene cuenta de Twitter, lo cual le ha ganado críticas constantes, incluso entre sus compañeros cercanos. Cada cierto tiempo alguien retoma la paradoja para atacarlo: ¿cómo es que el asesor de redes sociales de López Obrador no tiene Twitter? Ramírez se limita a encogerse de hombros. Dice que no desea enturbiar con sus opiniones personales la voz institucional de Morena y del periódico Regeneración.

A su alrededor, en la casa de campaña de López Obrador, ubicada en la colonia Roma del Distrito Federal, no parece haber mucha actividad. Apenas una secretaria que responde llamadas y un par de militantes que esperan sentados en el recibidor. Las pocas computadoras están apagadas. Sin embargo, el celular de Ramírez no deja de sonar.

—Hoy internet no sólo sirve como medio de protesta —dice apagando por enésima ocasión su móvil–, sino también para difundir, pero sobre todo para recibir información. Las redes sociales plantean una nueva manera de gobernar. De modo inmediato podemos tomar el pulso de la población, enterarnos de sus necesidades y de sus opiniones.

De acuerdo con los especialistas, las redes sociales pueden entenderse como un ecosistema. En éste, distintos actores asumen un papel dentro de la cadena informativa. En primer término se encuentran los generadores, periodistas, activistas o líderes de opinión dedicados a la creación de contenidos. Les siguen los replicadores, aquellos cibernautas que recomiendan esa información?y la difunden hasta volverla viral. Y están los observadores, que no manifiestan ninguna preferencia ni toman partido dentro del juego político, pues utilizan las redes para asuntos personales y de entretenimiento.

Pero dentro del ecosistema digital también existe fauna nociva que dificulta el correcto y sano funcionamiento del mismo. El caso más evidente son los bots y los acarreados digitales que, controlados o pagados por un partido u organización, trabajan para colocar ciertos temas como trending topic (TT) para generar la falsa apariencia de popularidad de un candidato o el repudio hacia el contrario.

Aun así, al menos en las redes sociales López Obrador parece haber ganado la batalla. Una legión de simpatizantes está lista para defenderlo de cualquier ataque, fundado o no, que pueda afectar su camino hacia las elecciones.

Si México fuera Twitter, López Obrador ya sería Presidente, el presidente de la república digital mexicana. Pero el país, evidentemente, no está habitado sólo por internautas.

NOTA ORIGINAL: emeequis


Comentarios




Somos mujeres y hombres entusiastas que trabajando por nuestra Patria hemos difundido el mensaje de Andrés Manuel López Obrador. Gracias a millones de personas como nosotros, AMLO es el candidato más apreciado por los usuarios del Internet y las redes sociales.

Hoy es el momento de que todos juntos salgamos a la calle, de que llevemos este mensaje de esperanza para nuestra nación a todos aquellos que no usan el Internet en México. ¡Comparte y difunde con nosotros las propuestas de Andrés Manuel para la presidencia 2012-2018 y se parte del verdadero cambio en México!


ACCIONES COLECTIVAS

Que nadie se quede sin votar, ayuda a que todos encuentren su casilla http://amlo.si/casillas

Hay que votar informados


AMLO.SI EN TWITTER...

SEGUIR EN TWITTER

IDEAS PARA GENERAR UNA REPÚBLICA AMOROSA

Cuando pasees por la calle con tus mascota lleva una bolsa para recoger sus heces, así no molestas a tus vecinos pero sobre todo se evitan infecciones.

Una biblioteca pública siempre aprovechará los libros que están guardados en casa. La donación de materiales para la educación es fundamental para la difusión del conocimiento.

Las organizaciones de la sociedad civil trabajan duro por el beneficio de la comunidad, tú puedes ofrecerles ayuda como voluntario.

© AMLO.SI 2012 | Aviso de Privacidad